estuvimos felices en el centro comercial la herradura compartiendo con todos los niños de Tulua que sueñan con ser Médicos Veterinarios cuando sean grandes